BMW X3 2.0d xDrive Steptronic Sport M : absolutamente exclusivo

0

La tercera generación del BMW X3 es muy continuista en el exterior respecto al modelo que sustituye, pero presenta un gran salto en cuanto a calidad, seguridad y diseño interior.

DIMENSIONES

Este SUV mantiene casi al dedillo las dimensiones exteriores de la anterior generación, a excepción de la distancia entre ejes que ha aumentando en cinco centímetros y ha llevado el largo del vehículo a 4,71 metros.

Por lo que respecta a la anchura y la altura, crece 1 centímetros (hasta 1,89 metros) y 1,5 centímetros (hasta 1,68 metros) en comparación con el X3 de 2014. Mientras que visualmente sí que parece más ancho, no sucede lo mismo con la altura, ya que parece más bajo que antes. Esto se debe a un capó más largo y con mayor caída que antes, así como a un voladizo delantero corto.

ESTÉTICA

También influye en esta apreciación la parrilla ovoide doble tridimensional que le hace al coche parecer más pegado a la carretera, y a las luces antiniebla, que por primera vez en un modelo de la gama X (formada por los todocaminos, SUV) tienen forma hexagonal y no redonda, como sucedía en la segunda generación.

La parte trasera es la que más ha variado el diseño, debido a que los faros son más horizontales y transmiten más solidez (pueden ser de tecnología led con efecto tridimensional); y las colas de escape son dobles para reforzar el dinamismo y deportividad de este SUV, que se sitúa en el medio de la gama X de BMW: por debajo de los X6, X5 y X4; y por encima de los X1 y X2.

INTERIOR

Los cambios interiores suponen un salto en calidad.

El confort se busca al máximo y como exponente de ello nos encontramos, de serie, con un climatizador de tres zonas (puede regularse la temperatura de la parte trasera independientemente de las dos delanteras) y con un parabrisas con material acústicamente aislante (opcionalmente las dos ventanas laterales delanteras pueden llevar ese mismo material).

El volante, de tres radios y multifunción, es más estilizado y deportivo y está más en consonancia con los remates en aluminio de los pedales.

El cuadro de relojes tradicional se sustituye por una instrumentación digital (opcional) de 12,3 pulgadas y la central ya no está encastrada en el salpicadero, sino que adopta una forma flotante y en tamaño 10,2 pulgadas. Ésta última puede repartirse en hasta tres menús diferentes: conectividad, teléfono y ordenador de viaje.

Por si con esas dos amplias pantallas no fuera suficiente para recibir todo tipo de información, en el parabrisas se puede disponer de head-up display en color con la más relevante: el sistema de reconocimiento de señales nos indica también si próximamente hay un ceda el paso o un stop (en este caso nos advierte con un doble pitido).

El conductor, por tanto, desde una posición elevada y ergonómica tiene acceso a toda la información de una forma fácil y clara, a lo que ayuda un instrumentación que está orientada hacia él, como es habitual en BMW.

Para un mayor confort del pasaje han optado por un eje delantero de doble articulación y uno posterior de cinco brazos. Con el acabado M Sport el chasis, el reglaje de la amortiguación y suspensión es más duro, y las barras estabilizadoras son más rígidas.

También es diferente el sistema de frenado. Las pinzas delanteras son de aluminio, de color azul y de cuatro pistones; y los discos son de mayor diámetro y con más resistencia a la fatiga, con lo que reducen la distancia de frenado respecto a otros de la competencia.

En definitiva, la versión 2.0d es la más equilibrada del conjunto para un conductor que busque un todo camino con un comportamiento muy bueno en asfalto y con un propulsor muy solvente que le permita ir ligero en velocidad con el coche a plena carga (el maletero de 550 litros).

El problema es que si no dispone de un presupuesto holgado no podrá hacerse con una unidad de esta versión, ya que su tarifa de partida es de 51.177 euros (51.000 sin levas en el volante). Es un vehículo exclusivo que para hacerle más deportivo hay que desembolsar otros 7.400 euros para hacernos con el acabado M Sport (llantas de aleación de 19 pulgadas, asientos de combinación tela/cuero, molduras interior de aluminio, el sistema de navegación business, asientos deportivos, entre otros elementos.

FICHA TÉCNICA
————-
Longitud 4,708 m.
Anchura 1,891 m.
Altura 1,676 m.
Distancia entre ejes 2,846 m.
Vía delantera 1,620 m.
Vía trasera 1,636 m.
Peso 1.825 kg
Capacidad depósito gasóleo 60 l.
Capacidad maletero 550 l.
Coeficiente aerodinámico 0,29 Cx
Posición motor Delantero longitudinal
Alimentación Inyección directa por conducto común. Turbo. Admisión
variable.Intercooler
Cilindros Cuatro cilindros en línea
Cilindrada 1.995 c.c.
Potencia máxima 190 CV a 4.000 rpm
Par máximo 400 Nm a 1.750-2.500 rpm
Transmisión Automática de 8 velocidades
Velocidad máxima 213 km/h
Aceleración 0-100 8 seg.
Consumo medio 5 l.
Emisiones CO2 132 gr/km
Impuesto de Matriculación 4,75 %
Dirección Eléctrica
Diámetro de giro 12 metros
Frenos delanteros Disco ventilado
Frenos traseros Disco ventilado
Suspensión delantera Paralelogramo deformable/
Resorte helicoidal
Suspensión trasera Paralelogramo deformable
/Resorte helicoidal
Tracción Total
Neumáticos 225/60 R18
Equipamiento de serie ABS+DTC+ADB-X+CBC+DBC+HDC+
Control de crucero con
frenado+de distancia de
aparcamiento delantero y
trasero+Servoctronic+faros
LED+ llamada de
emergencia+tracción permanente
xDrive+caja automática de 8
relaciones

Precio 51.177 euros

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más